lunes, 2 de abril de 2018

Imitando Fotos

Holi


Bueno, hoy les traigo una entrada de imitando fotos. Los que pasan el rato en instagram y en youtube y al pendiente de las modas actuales de internet (?) sabrán que ahora, y desde el año pasado, está de moda lo Tumblr, utilizando tumblr como adjetivo y no como nombre de la red social en sí, adjetivo que define estilos de vestir, maquillaje, fotos, engloba toda una estética un poco compleja de definir y también de delimitar, incluye grunge, fotos en tonos grises, azules, negros, etc. Yo, si bien puedo identificar a que se refieren con el ahora nuevo adjetivo Tumblr, es difícil de explicar.


Pero el asunto está en que ahora está de moda lo tumblr, ya veremos cuánto dura, y muchos canales de youtube han hecho esta especie de reto o desafío de imitar fotos de este estilo, así que yo aquí de copiona, estaré imitando fotos, pero no del tipo Tumblr, sino más bien fotos kawaii :3

Porque aquí es todo kawaii >w<

Así que, empecemos

Voy a colocar a un lado (izquierda) la foto que quise imitar, a la derecha la foto que logre tomarme, y un pequeño texto con alguna cosa que quiera decir al respecto.

#1

La foto es de Tsukasa Berry, es muy linda >w< de hecho imité muchas fotos de ella, no tenía un gorrito gris, y no logré el ángulo adecuado, también saben que yo no tengo circle lenses, así que hice lo que pude xD






#2

Lissette, es una chica muy linda, esta foto de ella es algo antigua, de sus comienzos como ulzzang creo, ella tiene un blog.
Como ven, no tenía peluca roja ni nadie que me tomara la foto así que hice lo que pude yo solita uwu








#3
Otra foto de Berry, pero es que esta chica es muy linda >w<
Yo no tenía corona de flores y había mala iluminación u.u




#4
Esta foto me encanta, puede que la intente de nuevo porque no me quedó tan bien, tenía los cuernitos, que los hice yo, y una campera gris, que esta es de las que tiene alitas de ángel atrás, también la hice yo, tomé fotos en el proceso y me gustaría hacer con ellas un tutorial algún día cx




#5
Berry de nuevo cx
Tenía mi pelito corto y no busqué la ropa, la tomé así nomas, de hecho si tenía algo azul para ponerme ( ´ - . -)
Recuerdo que lo primero que pensé cuando vi esta foto de Berry es que se parecía mucho a Tachibana Mei xD





 #6
Berry otra vez xD
Quizá la entrada debería llamarse “imitando fotos de Tsukasa Berry” xD
No sabía que foto elegir u.u





#7
La siguiente, como no, es otra foto de Berry, no logré hacerla bien, había mucha luz, mi peluca es más rosa que naranja, no tenía las gafas ni los circle lenses, la posición de mis manos no está bien, y como las tenía hechas puño dentro del sweater, se ve raro  (´u.u )




Extras >w<





 #8

Berry <3 y yo con mis colmillos cx




Por ultimo les dejo algunas que no son exactamente imitación, pero bueno:
MilkGore x3
Esta foto mia es de hace un año o dos, no recuerdo, la tomé un dia que experimentando exageré mucho mi maquillaje de ojos de como suelo hacerlo normalmente, por esa epoca no me sabia maquillar las cejas y no tenian buena forma tampoco u.u



Esta chica es preciosa cx
No sé quién es, no sé si es el cosplay de alguien, pero la vi hace mucho tiempo, y traté de hacer algo parecido, mi foto es de hace cuatro años creo xD




 Aquí hay otra foto de esa chica:


Si alguien sabe quién es o de quien hace cosplay por favor díganme >.<



 


Por ultimo les dejo una imagen comparativa de mi progreso en el ulzzang  (>w<)
(se las dejo porque dentro de poco subiré un video mostrando mis avances)
Estoy muy feliz con todo lo que he avanzado, todavía me falta mucho que aprender, aun no me se maquillar bien, mis cejas siguen siendo un problema xD, lo principal para mí ahora es cuidar mi piel uwu
Tengo pensado también hacer una entrada sobre eso :3






Por ahora solo me gustaría decirles a las personitas que quieren intentar el estilo ulzzang o cualquier otro, o solo mejorar su apariencia, que cualquiera puede mejorar,  toma tiempo, pero si te miras al espejo y piensas que eres fea (como me pasaba a mi u.u)  ten presente que puedes mejorar si eso quieres, solo necesitas saber cómo hacerlo, practicar mucho, esforzarte, no solo te quedes ahí diciendo “soy fea”, busca que no te gusta de ti, y no digas “todo”, señálalo: “mi piel esta lastimada”, “mis cejas no tiene  buena forma”, mis ojos se ven pequeños“, etc.

Eso hice yo, busqué un ideal de belleza al que quería llegar y observé punto por punto que cosas podía hacer para verme así, ten en cuenta que siempre habrá cosas que no vas a poder cambiar, pero trabaja en aquello que sí :3


Yo hice una serie de pasos para mejorar, buscar un ideal de belleza al que quisiera parecerme, ver qué puntos tenia similares y cuales eran diferente, de los diferentes separar los que podía cambiar de los que no, de los que podía cambiar investigar mucho de cada uno para encontrar la mejor forma de mejorarlo, y luego efectuar esa mejora con acciones concretas uwu

Es un poco complejo pero ya haré más adelante una entrada contándoles de lo que yo llamé mi “plan para ser bonita”,  que fue lo que me llevó a mejorar de esta manera <3



Ya no escribo más porque la entrada se hizo muy larga cx
Próximamente les contaré sobre como cuido mi piel, mi cabello, cuanto me ha crecido, algunos tutoriales, como me organizo, sobre mi “plan para ser bonita”, y sobre como controlo mi acné porque ese me parece un tema importante.


Gracias por leer y estar ahí  >w<


Bye Bye

lunes, 26 de febrero de 2018

Aclaración importante, leanme por favor 💖💕

Ante todo, gracias a todos los que siguen el blog por estar ahí, la entrada anterior la tenia pendiente, escribí mucho y creo que no es lo adecuado, debería haber dado tips o acciones concretas.

Aviso que esa entrada y esta las estoy publicando con el celular y no es la mejor forma de hacerlo, no puedo cambiar el color o tipo de letra y otras cositas.

Finalmente, ayer no pude publicar porque estuve sin internet, para mañana estaré publicando alguna entrada mas divertida que la anterior, corta, porque ya no quiero escribir tanto, y con mas imágenes que texto porque estuve "imitando fotos", seguro habrán visto mucho vídeos de esos en youtube, y planeo subir una entrada imitando fotos, aunque no se si será la que publique mañana.

Ya voy a volver a publicar con regularidad, estoy un poco preocupada porque comienzo la universidad y podría dejarme si mucho tiempo. Pero yo también estoy muy emocionada por volver al blog y tengo ideas, y entradas en borradores y muchas cosas que quiero publicar.

De nuevo, gracias por estar ahí, y nos leeremos mañana si no me cortan el internet >.<

Bye 💖💕


(no me sale guiñar un ojo D: )

Como superé la depresión

Holap
Si, volví
Espero que estén bien, hoy vengo con la entrada que les prometí hace tanto tiempo, y también a dar explicaciones, como siempre. Ya les conté en la entrada anterior los detalles de mi ¨¨mala¨ experiencia con la secundaria (mala entre comillas porque a pesar de que yo lo veía todo negativo me pasaron algunas cosas buenas), después de eso les dije que finalmente había podido superar la depresión. En secundaria estaba deprimida unos 4 o 5 meses, me recuperaba un poco por uno o dos meses y volvía a caer, hasta que terminé esa etapa de mi vida y empecé a sentirme feliz.
 Resulta que a mediados de Abril de 2017 pasó algo en concreto que me dejó deprimida otra vez, y tengo que decir que fue la más dura y dolorosa de todas las que he tenido, la más grave y la más larga. Para fines de abril sentí que tenía que empezar a recuperarme, me tomó un poco más de tiempo y tuve que recordar que había hecho las veces anteriores para salir de eso, como cada verano trato de recordar como sobreviví al anterior (odio el calor). Tarde un poco en descubrir que había hecho para salir de la depresión porque nunca lo hice muy a conciencia, salía de a poco y en ese momento, tratando de recordar, encontré algunos patrones de todas las veces UE había lidiado con algo así. Como me costó recordar y quise también tratar de ayudar a alguien más, decidí dejarlo por escrito en el blog, el 15 de abril de 2017 empezó este nuevo  periodo de depresión, el 17 de mayo siguiente publiqué la entrada anterior a esta, cuando terminé de escribirla me sentía más animada y con ganas de poner en práctica lo que tantas veces antes me había funcionado, poner a prueba mi propia teoría, el 24 de mayo siguiente, pasó de nuevo lo mismo, esa situación que ocurrió el 15 de abril y que había iniciado esa depresión volvió a ocurrir el 24 de mayo, c}mientras estaba intentando salir de ella. Habían pasado unos días desde que había publicado la entrada anterior, y como dije, estaba tratando de recuperarme, y ocurrió eso. Ya no pude más, esta vez sí que no pude, empecé a ponerme cada vez peor y así fue como estuve deprimida más o menos hasta agosto, en agosto pasó algo que me ayudó a empezar a recuperarme pero fue finalmente en diciembre que pude decir que oficialmente ya había salido de la depresión y era feliz otra vez.
 Por eso no hice las entradas que les prometí, estuve deprimida, pero no quería decirles nada de eso cuando acababa de publicar una entrada de como superé las depresiones anteriores, no iba a contarles que había tenido una recaída, que me sentía mal. Ahorita voy a pasar a contarles lo más relevante que me pasó en esos meses y luego contarles como logré salir de eso, como superé la depresión. Si viniste hasta aquí buscando eso te sugiero que te saltes toda la parte de mi historia y vallas directamente a ese apartado que estará al final.
Yo voy a pasar a contarles mi experiencia y como se me fue un año de mi vida sin que me diera cuenta. Ya me había prometido en la anterior que esa iba a ser la última entrada larga que hiciera, pero bueno, quiero escribir esto, las próximas van a ser bastante cortas y posiblemente con más imágenes que texto porque estamos en la era del consumismo rápido y muy pocas personas se toman el trabajo de leer, además de que quiero ser un poco más concreta y directa con el contenido en lugar de irme por las ramas como hago siempre (y ahora).
Otra cosa que quiero aclarar antes de empezar: Ahora estoy bien. Estoy bien, tranquila y feliz, motivada y contenta. Esto no es para que sientan pena o lastima, no quiero eso, ahora estoy bien, si pase por esto y me dolió y perdí muchas cosas por ello, pero lo más importante que tienen que saber al respecto es que todo, absolutamente todo lo malo que me pasó ese año, fue mi culpa. No sientan lastima ni pena, fue mi culpa, y ya pasó, estoy bien ahora y si lo escribo es solo porque pienso que a alguien más le podría ayudar a motivarse a recuperarse antes de seguir deprimido y terminar perdiendo un año de su vida como yo, solo es por eso, para tratar de ayudar, ahora estoy bien y espero que con esto otros puedan ver las consecuencias que pueden tener ciertas acciones y traten de mejorar.
Y bueno, ya escribí casi mil palabras solo en la introducción, ¿Qué más nos espera si a continuación voy a relatarles 9 meses de mi vida?  Espero que no mucho, de todas formas trataré de ser concreta y resumir.
(Como ya dije, los consejos y todo lo que hice para salir de la depresión estarán al final si quieres saltarte mi historia he ir directamente a ello)
Que me paso?
Sería un tanto hipócrita de mi parte empezar esta entrada que les había prometido hace tanto si explicar las causas de mi ausencia en este periodo estando estas tan directamente relacionadas al tema, y la razón es que después de que publiqué la entrada anterior a esta, volví a deprimirme, y en mi experiencia puedo decir que esta fue la peor de todas, no fue como esos períodos tristes que tenía en la secundaria, en los que no tenía ganas de nada, estaba cansada de todo, tenía mis ataques nocturnos de necrofobia y planeaba mi suicidio de diferentes formas pero siempre a sabiendas de que solo era algo fantaseoso con pocas probabilidades de que ocurriera, como cuando te imaginas que algún día vas a poder viajar a Japón o algo así, algo que quieres pero sabes que no va a pasar, pero en mi caso era únicamente seguir aguantando, esperar algo, siempre dije que el que quiere matarse se mata, es fácil desde el punto de vista de la acción, es físicamente posible y fácil, después se involucran temas emocionales que son más duros y difíciles que tirarte a un río, a pesar de que yo no sé nadar, el río que hay en mi ciudad no llega al metro y medio de profundidad, claro que siendo yo tan pequeña quizá igual me ahogaría, ya no pienso en eso.
Ya escribí demasiado, dentro de lo que se refiere a las reformas de este blog tenía planeado no explayarme demasiado en las entradas ni ponerme a divagar, pero bueno, supongo que será a partir de la próxima. Voy a dividir la entrada en "apartados" para que se haga fácil y puedan leer solo las partes que les interesen.

Abril

Voy a empezar contándoles de este último período de depresión que tuve y que sin quererlo me llevó a poner a prueba mis propios métodos para superarla.
A fines de abril de 2017 ocurrió algo que me hizo pensar de nuevo que ya no tenía futuro, ya no había nada para mí, no iba a poder ser feliz, había tantas cosas que ya no iba a poder hacer, de verdad sentí que iba a morir de pena aunque resulte imposible. No puedo decirles la razón, esa cosa que provoco todo esto, que me hizo sentir que ya no iba a poder seguir viviendo, pero tienen que saber que desde el punto de vista del razonamiento NO era algo GRAVE, es de esas cosas que suelen pasar mucho a lo largo de la vida de las personas en lo que se refiere a las relaciones sociales y emocionales y el riesgo de perder un ser querido. No es el fin del mundo, y eso todos lo sabemos, pero cuando tienes tu vida y tu futuro todas tus expectativas apoyadas en algo y dependiendo de eso y eso se desmorona, duele, y más aún cuando sabes que fue tu culpa, que lo provocaste y lo podrías haber evitado, cuando miras atrás y te preguntas ¿Qué hice mal? Y entonces ves todas tus acciones y lo entiendes: todo, y darte cuenta de que hiciste todo para que las cosas terminaran de esa manera, duele. Consejo: no seas caprichosa, no hagas que alguien se preocupe por ti para sentirte querida, no reclames, no hagas sentir mal a alguien diciéndole como te afecta su falta de atención cuando él no tiene la culpa de que seas una obsesiva con déficit de atención que necesita que le escriban a cada rato para preguntarle cómo esta porque si no siente que ya no la aman. No seas extremista. Esa persona se casará de ti. No pienses en lo horrible que podría ser perder a tu familia, o en todas las cosas malas que podrían pasarte.
No voy a decirles exactamente que fue pero voy a tratar de explicar: es como si me dijeran “va a pasar esto (algo malo) y ya no hay nada que podamos hacer para evitarlo” y entonces insistí hasta que quedó en “vamos a intentar evitarlo”. Pero el riesgo y el miedo de que ocurriera seguían ahí junto con la preocupación por la poca motivación que había para luchar por evitar que esto ocurriera.
Entonces bueno, el asunto es que me deprimí mucho, temblaba, estaba nerviosa todo el tiempo, y  cuando estoy muy nerviosa me dan náuseas y vómito, la primera semana del hecho que desencadenó todo fue la más intensa, como tenia nauseas todo el tiempo casi no comía, y si comía me dolía el estómago, dejé de hacer todo lo que hacía normalmente, todos mis proyectos de costura y papelería que tanto me gustaban, todo, y lo único que hacía era levantarme y solo estar ahí, existir y ya, pasé a estar todo el tiempo en la cocina, yo siempre me pasaba el día en mi pieza haciendo mis cosas, pero como andaba muy triste y no quería llorar me quedaba en la cocina, donde estaba el resto de mi familia, siempre había alguien, no quería  quedarme sola, si estaba con alguien más podía evitar llorar porque no quería que me vieran, pero si me quedaba sola comenzaba a llorar de inmediato y dolía mucho, no quería llorar. Necesitaba alguien frente a quien mantener las apariencias y fingir estar bien, necesitaba mi Gran Otro.
Dejé de lado todos mis proyectos y todas mis actividades y solo terminé dedicándome a sentarme en la cocina a mirar televisión. No me gustaba estar así, no me gustaba perder el tiempo, no hacer nada, la angustia, el riesgo y la incertidumbre de no saber qué pasaría. Así pasó un mes, decidí que era hora de empezar a recuperarme, lo intenté, de verdad me esforcé, de hecho en mi intento por retomar mis proyectos hice esto con una carpeta de cartón, cuerina y tafeta:



Ya vendrá un tutorial de eso, habría sido más fácil comprarla pero aquí no las venden.


Mayo
Entonces cuando empezaba a recuperarme vino otro golpe más, igual que el primero, no era un motivo diferente, pero dolía más, era como una confirmación, “esto va a pasar y ya no podemos hacer nada más, ya lo intentamos”. Esta vez lo maneje un poco mejor, estuve más tranquila, no tuve un ataque de llanto y trate de estar calmada y razonarlo. Aun así dolía, pero desde la primera vez había estado leyendo mucho, dándome cuenta de mis errores y aprendiendo como enfrentar estas situaciones. Algo que me ayudó mucho fueron entrevistas a Gabriel Rolón que encontré en youtube. Más allá de todo eso yo seguí deprimida y ese nuevo golpe justo cuando había encontrado fuerza para salir volvió a hundirme. Otra vez volví a insistir y el asunto quedó en: “intentamos de otra forma, pero si no podemos evitarlo esta vez va a pasar.” Y esta vez las ganas de intentarlo ya casi ni existían, era más bien decirlo para posponerlo y que no pasara ahora, pero el hecho de que ocurriera era casi inminente.  Volví a lo mismo,  no hacer nada, lo bueno es que ahora tenía una excusa para estar ahí (que de por si era raro porque yo me pasaba el día en mi pieza y no salía de ahí): Internet. Si, ustedes saben que yo no tenía internet en casa y por esa época pusieron y como no llegaba a mi pieza ahí está mi excusa: “me quedo en la cocina porque acá hay internet". También abandone la universidad, y es irónico porque gran parte de las "depresiones o periodos tristes” que tuve en la secundaria eran porque yo quería ir a la universidad y mi situación económica no me lo permitía entonces sentía que no tenía futuro y valía menos y todo eso. Ahora había dejado de estudiar, no tenía energía física porque casi no comía porque estaba con nauseas todo el tiempo, no lo mencioné antes pero la primera semana bajé mucho de peso. Ahora ya estaba por comenzar junio, llevaba deprimida desde abril, en abril comenzaba mi periodo de estudio, que se componía de dos cuatrimestres, con vacaciones de dos semanas en julio y finalizando en noviembre. Yo seguía mal, me quedaba hasta tarde en la cocina leyendo blogs y cosas así, me dormía como a las 3 a.m. y al otro día me despertaba al medio día para no tener que almorzar, estaba todo el día desanimada, triste, sin ganas de nada, y siempre sintiendo que iba a llorar. Me dormía tarde porque yo sabía que cuando me fuera a acostar iba a llorar, me dolía y no quería eso, entonces me quedaba hasta tarde, hasta que estuviese muy cansada, y cuando yo sabía que ya tenía demasiado sueño, cuando prácticamente se me cerraban solos los ojos, ahí me iba a dormir, entonces me acostaba y me dormía de inmediato, eso no me daba tiempo a pensar, ni a llorar. Si me acostaba sin mucho sueño, en lo que tardaba en dormirme iba a llorar mucho y a eso le tenía miedo.
Junio
El tiempo no se detiene, no es como si pudieras decirle “oye, quédate quieto un rato hasta que me recupere de esto”, no, se va y se va y no puedes detenerlo, como dicen por ahí “el tiempo no espera a nadie”. Y pues sí, el tiempo seguía pasando y yo seguía en el mismo estado, me levantaba al mediodía, comía una fruta o tomaba un jugo, y me ponía a ver videos en youtube, cuando empezó mi depresión no tenía internet en casa entonces iba a un cyber y allí descargaba videos de youtube y los veía en casa, ya haré una entrada recomendándoles los canales que me gusta ver. El punto es que en abril no tenía internet pero tenía esos videos, como me ayudaban a distraerme un poco los veía una y otra vez, los vi tantas veces que literalmente ya me sabía de memoria y textual cada cosa que iban a decir en el video. Ya para junio como tenia internet veía videos en youtube, me la pasaba en instagram o leía artículos y blogs. Todo el día, ya cuando era de noche, cenaba si podía, como digo los nervios me tenían mal del estómago. Todos se iban a dormir y yo me quedaba en la cocina, a veces con la luz apagada, viendo videos, leyendo cosas, a veces me aburría mucho, pero no quería irme a dormir hasta no tener suficiente sueño como para acostarme y dormirme de inmediato. Así pasé esos meses, intente durante ese periodo mejorar un poco, intenté terminar algunos proyectos, buscar ideas para nuevas cosas, pero estaba bastante desanimada y también preocupada de que eso que no quería ocurriera. Sentía ganas de llorar, estaba cansada, no podía comer, no tenía ganas de hacer nada, leía un montón de artículos para salir de ese estado depresivo pero lo único que hacía era leerlos y copiar los puntos importantes en mi agenda, no practicaba ni intentaba nada. Armaba planes con series de pasos a seguir para intentar arreglar las cosas y que todo mejorara, hacia listas de cosas para hacer, para sentirme mejor y que todo vaya bien, nada funcionaba, yo seguía en estado triste, preocupada y harta de toda la situación, pero sin energías para intentar hacer algo que la mejorara.
Julio
Como saben abandoné el blog, youtube, etc. También instagram, subía fotos bastante seguido, porque por esa época publicaba cualquier cosa, pero después de que esto ocurrió estuve varias semanas sin publicar nada, puse una o dos fotos pero nada más, de todas formas ya borré bastantes, entonces el periodo de inactividad casi no se nota. En mi cabeza recreaba escenas de cosas que habían pasado, que yo había hecho y no podía entender porque mierda había hecho eso, y pensaba “¿y si lo hubiese hecho diferente?, no tendría que haber hecho eso, no tendría que haber hecho eso, ¿Por qué reaccione así?”, y reevaluaba una y otra vez todas mis acciones, todas estaban mal, pero por más que dijera “ya entendí que hice mal y no lo voy a hacer más”, el daño estaba hecho, y eso dolía mucho, me imaginaba cientos de maneras de arreglar las cosas, creaba escenas en mi mente en las que algo ocurría y terminaba bien, y luego repetía la escena pero esta vez terminaba mal, así, imaginé cientos de situaciones con finales desastrosos, y que creen?, en todos yo terminaba suicidándome, o deprimida en mi cama por el resto de mi vida. Sentía que me lo merecía, yo había hecho eso, yo había causado esto, todo lo que hice llevó a que esto terminara así, yo merezco todo este sufrimiento, merezco las ganas de no seguir viviendo. Y por más exagerado que parezca era cierto, esas eran las consecuencias de mis actos y por todo el daño que cause merecía sufrir de esa manera. Fue todo mi culpa, me merecía un castigo y las consecuencias de todo lo que hice. ¿Pero cuando iba a parar? Eso me preocupaba, el tiempo seguía pasando y yo seguía estancada en ese pozo ¿hasta cuándo?
Agosto

Para esta época ya estaba un poquito más animada, no era feliz, seguía deprimida, pero no estaba tan grave como antes,  estaba como en piloto automático, seguía sin hacer nada, con mi vida de estar en internet todo el día y dormirme tarde, pero estaba como zombi, en lo que yo llamo estado RPD (reflexión post depresión). Que es en donde me calmo, dejo de llorar y digo, “bueno, ya. Basta. Tenemos que hacer algo” yo siempre hablo en plural cuando hablo con migo misma porque siento que soy dos, es como si tuviera dos partes: una emocional, infantil, preocupona, inestable (a veces triste, a veces motivada y alegre), tímida, miedosa, que no quiere crecer, y otra parte fría, madura, adulta, inteligente, racional, que es como la que toma el control cuando yo estoy en mi estado emocional y ya no sé qué hacer. En mi cabeza era como si yo estuviera llorando en un rincón y viniera esta otro yo fría, me pateara y me dijera “deja de llorar, levántate y vamos a hacer algo”. Y entonces, bueno, todos tenemos una voz en nuestras cabezas, la voz del pensamiento, que no se escucha como una voz, pero nos habla, en general cuando pensamos somos nosotros hablando en nuestra mente. Yo en estos casos tenía dos voces, y en mi cabeza se creaba una discusión o debate entre mis dos yo para decidir qué hacer, recuerdo que cuando tenía unos 14 años solía escribir estas conversaciones en forma de dialogo. Y ahora tocaba dejar de llorar y hablar con mi yo fría para decidir qué hacer.
-Evaluemos la situación: llevas meses en este estado, tu negatividad es lo que generó que todo esto pasara y es la que lo sigue manteniendo, ¿Qué hacemos?
- debería intenta restar mejor pero no puedo
- Ahí está el problema, sabes que hay que hacer pero no lo haces
-no sé cómo y no puedo
-no digas que no podes, hacelo, inténtalo esforzate, no seas débil, a lo largo de tu vida va a haber golpes peores que este y no podes dejar que cada uno te haga daño, si te lastimó está bien, pero ya pasó, ahora es momento de que te levantes y siguas con tu vida
-pero me siento mal
-No me importa como mierda te sientas, no te lo estoy pidiendo, es una orden, obviamente te sentís mal pero si reducimos todo a eso, eso va a ser lo único que pasa: sentirte mal, si no podes dejar de sentirte mal, al menos intenta sentir alguna cosa buena.
Algo así, mi parte racional diciéndome con lógica que era lo que tenía que hacer, y es que sí, yo podía razonar y entender y saber, pero lo difícil era el dolor y encontrar ganas para poder hacer algo al respecto, si estaba cansada de sentirme y estar así, pero eso me llevaba a no tener energía para cambiarlo. Le pasé el mando a mi parte lógica, porque ya no podía seguir así. A partir de ahí empecé de a poco a no sentir nada, ya casi no sentía dolor o tristeza, si estaba preocupada, pero también estaba convencida de que si me esforzaba las cosas iban a mejorar. Me sentía más motivada, volví a leer artículos para sentirme mejor o ser feliz, ver videos de Rolón, y todo eso. Comencé a armar un plan: como antes, pero esta vez con pasos más realistas, acciones más pequeñas, listas de cosas para hacer y así no estar todo el día en internet. Separé las acciones en apartados: cuidado personal, proyectos de costura, papelería, blog, dibujo,  universidad, etc. Trataba de cumplir con lo que podía, arreglándome el cabello, desayunando algo rico o dibujando alguna cosa, asiendo pequeñas acciones que me hacían sentir bien al hacerlas y en el caso de los proyectos, al ver los resultados. Hice algunos trabajos atrasados para la universidad, traté de ponerme al día, hice el nuevo banner del blog, y algunos otros dibujos, aprendí nuevas cosas para aplicar en el dibujo digital.  Por esa época vino mi novio de visita, ustedes quizá no sepan pero él no vive en la misma ciudad que yo:




Lo extrañaba demasiado, él tenía dos semanas de vacaciones de la universidad, como cada vez que viene , tenía que visitar familiares y todo eso, así que solo pude verlo una vez,  estuvimos juntos toda la tarde, hasta la noche, y eso me ayudó mucho. Durante estos meses no había hablado con nadie de lo mal que estaba, solo le había contado a la única amiga que tengo (que conozco en persona) pero ella solo me había dicho lo que yo ya sabía: Todo era mi culpa. Obviamente tenía que decírmelo, y no me malinterpreten, no es una mala amiga, realmente me ha ayudado mucho, pero yo no hablo con ella muy seguido, le conté en un principio, cuando todo empezó y no volví a hablar con ella hasta agosto, tampoco había nada que ella pudiera hacer o decir para ayudarme a estar mejor. Con mi novio solo vimos una película, y obvio lo abracé todo lo que pude porque era la última vez que iba a verlo, al otro día se iba de nuevo a estudiar y no volvía hasta diciembre. A él no le había contado nada de cómo me sentí en esos meses porque no quería preocuparlo. Hablábamos poco, pero yo tenía grabaciones de las llamadas que le había hecho en pocas ocasiones, y las escuchaba. Casi no hablábamos por teléfono, solo nos comunicábamos por mensaje, yo siempre me ponía nerviosa al llamarlo y no decía casi nada, pero escucharlo me hacía sentir muy bien, también ver sus fotos y de vez en cuando releer los mensajes, para revivir las conversaciones o algo así, no sé. Cuando ya era de noche él debía llevarme a casa, así que fuimos en auto, estacionó y yo no me quería bajar, no iba a verlo en mucho tiempo y quería estar un rato más con él, lo abracé y me despidió, pero no me bajé del auto, y nos despedimos como 3 veces y yo seguía sin irme de ahí y abrazándolo a cada rato. Lloré, el trató de calmarme diciendo lo obvio: “no te pongas así que no me voy para siempre”, y era verdad, no lo veía hacia 7 meses, y esta vez solo iba a irse por 4, no era tanto tiempo, ya cuando estuve tranquila hablemos de cualquier cosa y nos despedimos por última vez, bajé del auto y de verdad quería volver a subir, pero él ya tenía que irse ;n;
Me ayudó bastante, estuve feliz ese rato que estuve con él, y esa sensación de estar contenta que me dejó me ayudó a estar más motivada a mejorar las cosas, a tratar de ser feliz otra vez.
Septiembre – Octubre

Para estos meses ya estaba mejor, no estaba feliz, o estable del todo, todavía tenía miedo: aún estaba el riesgo de que esa cosa mala ocurriera, pero si estaba esforzándome más por mejorar y hacer cosas, seguir mis planes, aunque no hiciera todas las cosas que planeaba, al menos así algunas y lo estaba intentando. Armé un horario, como el de la escuela en el que van las materias por hora, pero en este caso tenía todas las horas del día y actividades como dibujar, leer, ver anime, hacer trabajos y tareas, dibujar, etc. Toda las cosas que me hacían sentir bien y me distraían. Claro que después de haber estado tanto tiempo sin hacer nada era difícil para mí recuperar el ritmo y empezar a hacer tantas cosas, pero ya no me enojaba o me molestaba conmigo misma por no alcanzar a cumplir todo el horario, hacia lo que podía, me tomaba mis descansos y momentos de ocio estando en internet. Durante esta época también trabaje en mejorar mi Instagram, aquí les dejo un ejemplo:






Y si, es verdad que abandoné muchísimo el blog, pero la verdad no sentía ganas de escribir entradas, si escribía cuentos y cosas así que quizá terminen en wattpad, pero abandoné el blog. Era más fácil eliminar malas fotografías de instagram y dejar de seguir algunas cuentas que elaborar una entrada.
Ya empecé a hacer más cosas, personales y para la universidad, empecé a comer normalmente, a acomodar mi horario de sueño, dormirme cada día más temprano hasta recuperar mi horario normal, y mi vida normal.
Noviembre

No tengo mucho que decir de este mes, el 2 cumplí los 20 años, me sirvió como punto de partida, “a partir de hoy voy a estar mejor” parece redundante porque ya lo estaba desde hace unas semanas, pero es simbólico, los 19 fueron un periodo triste para mí, y no quería empezar los 20 años, esa etapa de mi vida, de la misma forma. Era un nuevo año para mí, una nueva etapa, un nuevo comienzo. Seguí haciendo cosas, estaba cada vez mejor, ya me sentía bien, aunque si tenía miedo de eso que podía pasar, pero era cada vez menos probable, eso me ayudaba a despreocuparme y también me dedique a prometerme que ya no iba a hacer de nuevo todas las cosas que había hecho para que todo eso sucediera, ya no iba a cometer los mismos errores, ya no iba a comportarme de esa manera.
Diciembre
Terminé con la universidad por ese año, bastante atrasada, sin haber dado ningún final, y probablemente finalizando como regular todas las materias, pero yo me sentí mejor al terminar, ya había dado por perdido el año, ¿para qué preocuparme, frústrame, enojarme por algo que ya está hecho y no puedo cambiar? Ya estaba hecho, y lo único que podía hacer era intentar hacerlo mejor el año siguiente, no, no intentar, hacerlo mejor. Ya no intentaba, hacia, como me decía mi novio: “no trates, hacelo”. Pero como dije, a pesar de que fue un mal año para mí en la universidad me sentí un contenta cuando termino, a pesar de que no había terminado bien, durante noviembre estuve esforzándome mucho para mejorar, hacer trabajos atrasados, leer todo el material, pero era demasiado, y fue frustrante y cansador. Ya para principios de noviembre cuando por fin termino sentí alivio, tranquilidad y paz, como si me hubiese quitado un peso de encima, ya con eso me sentía mejor, para más o menos el 15 de diciembre empecé a trabajar, y aunque era cansador, lo importante para mí era el dinero que iba a cobrar después. Ya con un horario de trabajo me quedaba poco tiempo libre, pero eso era bueno para mí, porque me ayudaba a aprovecharlo mejor, como saben, estudio a distancia, entonces a veces si tengo que hacer algo pienso “puedo hacerlo mañana o después” y entonces no hago nada porque siento que tengo todo el tiempo del mundo. Trabajar me dejaba poco tiempo libre y por tanto lo aprovechaba mejor. Ya para esta época puedo decir que tenía mi vida en orden de nuevo, estaba feliz otra vez, relajándome de la universidad, trabajando, aprovechando el tiempo en proyectos y por esta época mi novio regresó de nuevo de vacaciones, no podía verlo por el trabajo pero saber que estaba a 20 cuadras de mi casa ayudaba mucho. Ya estaba bien otra vez. Llegó la navidad y aunque a mí no me transmite alegría ni ninguna sensación esa fecha, significaba que tenía un día libre del trabajo, y también me gusta poder comer budín y pan dulce que son dos cosas que solo puedes conseguir en esta época del año. Aproveché el día libre del 25 de diciembre para ver a mi novio. Vimos Star Wars, comimos galletas, pero lo importante es que pude estar con él, y eso me ayuda mucho a sentirme mejor. Pude verlo un par de veces más y finalmente se fue a fines de enero. Lo bueno fue que alcancé a darle una pulsera que hice para el:






Yo tengo una y él tiene la otra, las copié del anime Sukitte iin yo, porque una vez leí el argumente y era muy parecido a la historia de cómo conocí a mi novio, así que lo vi y resultó que sí, entonces le dije que lo viera y él pensó lo mismo xD

Ahora ya estamos a fines de febrero, estoy bien, de hecho estoy ahorrando para ir a ver a mi novio en unos meses, el problema es que nunca viajé en avión y no me gustan mucho >: 
 Perdonen que hable tanto de él pero es que de verdad me pone contenta estar con él y fue parte importante de lo que me sacó de mis depresiones en la secundaria y también me ayudó mucho esta vez, solo con estar ahí, aunque yo no le haya contado mucho de cómo me sentía. 


Reflexión


Estoy muy estable ahora, si miro atrás y veo todo lo que hice, no entiendo por qué, hice muchas cosas por impulso y en muy mal estado de ánimo, lo que llevó a que terminaran de manera desastrosa. Ya estoy bien y soy feliz, pase por un periodo muy fuerte de depresión pero fue algo que yo misma provoqué, era lo que me merecía, un castigo, karma, pero también me sirvió para darme cuenta de que estaba haciendo las cosas mal, para ver todos mis errores, para calmarme un poco, y mirar de forma más madura mis acciones y ver que eso no estaba bien. Habría sido más fácil darme cuenta antes yo sola, dejar de hacer eso, y evitar que todo esto pasara, y a pesar de que la pase mal y perdí un año de mi vida, aprendí mucho, de mi misma, y de las consecuencias de actuar de cierta forma, fue doloroso, pero me sirvió para mejorar, para crecer, porque si, ya no soy tan inmadura como antes, ahora entiendo todo, puedo mirarlo desde otro punto, de otra manera, ponerme en el lugar del otro y entender por qué aquello que yo hacía estaba perjudicándolo, que era algo que antes no podía ver. Ahora siento que puedo decir que ya madure un poco más, y lo bueno es que esta vez siento que puedo estar bien y ser feliz, y estar estable y lidiar con los problemas de forma más madura. Como dije antes, yo solía deprimirme por periodos de 4 o 5 meses, estar un poco mejor por 2 o 3 meses y volver a deprimirme y así, esta vez la depresión me duró unos 6 meses y tarde otros 3 en de a poco estar mejor, en total fueron 9 meses, es la más larga que he tenido, la más intensa y dolorosa, pero siento que eso me ayudo a sentir que esta vez mi periodo de felicidad va a ser mejor, más largo y hasta creo que puede llegar a ser permanente, claro que habrá días tristes, pero cosas malas nos pasan siempre, lo importante es que mi estado de ánimo general sea de felicidad, aunque tengas uno o dos días tristes. Ahora siento que puedo enfrentarme a cualquier otra cosa mala que me pase, de forma más organizada y madura, y siento que voy a poder lidiar con todos los problemas que vengan, me siento mejor, más fuerte, más madura, siento que toda esta experiencia, aunque fue mala me ayudó a crecer, a mejorar, y a aprender.


Cómo superé la depresión:


Antes quiero aclarar que yo supongo, que lo que pasé esos nueve meses fue depresión, en ningún momento fui diagnosticada, nunca he ido con un psicólogo o psiquiatra, hice test de depresión en internet y en todos me daba que si la tenía y en uno que se media por escalas y te enviaban el resultado por correo electrónico estuve a un punto de estar clasificada como depresión grave, quedé en moderada creo. Así que más allá de los test que se supone están realizados por psicólogos, no hay nada más que pueda decirnos con exactitud si lo que tuve fue depresión o solo 9 meses de tristeza.
Bueno, ya vieron que si se quedan estancados como yo el tiempo sigue pasando y se les va la vida, así que voy a tratar de hacer una lista de todas las cosas que me ayudaron a sentirme mejor:


Evitar el problema: ante todo, si haces las cosas bien, o pasara nada malo que te haga deprimirte, es lógico y es tonto que lo diga, pero entre tantas cosas leí algo llamado “Profecía que contribuye a su propio cumplimiento”, crees que algo malo va a ocurrir, temes que ocurra, por tanto estas negativa, esa negatividad te lleva a realizar acciones negativas, y esas acciones terminan haciendo que eso a lo que le tenías miedo ocurra. 

En mi caso pasó eso, tenía miedo de que algo pasara, hice algunas cosas equivocadas para evitarlo o prevenirlo, y esas acciones hicieron que pasara. Así que: 

Evalúa muy bien tus acciones, piensa antes de hacer algo, si estas con algún sentimiento negativo (enojo, tristeza, desesperación, ira, angustia, etc.) trata de calmarte y esperar, luego, cuando estés tranquilo, razona lo que vas a hacer y piensa primero lo que eso va a generar.

“La acción esta antes que la motivación”, esto lo leí por ahí y no se me ha olvidado: “no tienes que esperar a sentirte bien para hacer las cosas que te gustan, debe ser a la inversa: debes hacer las cosas que te hacen bien aun cuando te estés sintiendo mal. Así tu subconsciente recibirá las señales positivas y tu cuerpo se acostumbrará al bienestar”. Normalmente cuando me sentía mal además de no tener ganas de nada, sentía que si hacia alguna cosas que me gustara no la iba a disfrutar tanto por estar sintiéndome mal, pero no vas a dejar de sentirte mal hasta que hagas algo que te haga bien, así que, por más triste que estés, ponte hacer eso que te gusta, te entretiene, te relaja, te divierte, algo que te haga bien. 
Un punto importante en relación al anterior es que, por ejemplo, yo cuando estaba deprimida, a pesar de que sabía que cosas me hacían sentir bien y las hacía, ya no las disfrutaba tanto, cuando estas deprimido es como si esas cosas ya no te provocaran lo mismo, nada te hace feliz y nada te da alegría, nada te hace sentir bien, es como si ya no pudieras disfrutar ninguna cosa, pero entre más cosas hagas y más frecuentes sean te iras dando cuenta de que comenzaras a disfrutarlas de nuevo y te harán sentir bien porque te distraerán de aquello que te deprime.

Recupera tu vida: Levántate a la hora de siempre, dúchate, desayuna, has tus quehaceres diarios, parece tonto pero si estas todo el día deprimido en la cama nada va a mejorar, levántate y comienza de a poco a volveré a hacer las cosas más simples y cotidianas. Ese fue mi primer paso para empezar a hacer cosas, comenzar de a poco a retomar tu vida. La inactividad, el no hacer nada te dejan tiempo a pensar una y otra vez en eso malo que te está ocurriendo y eso solo te pone peor más negativo y por tanto con menos ganas de hacer algo, es un circulo, estas triste, con haces nada, el no hacer nada te hace pensar en cosas negativas, esas cosas negativas te ponen triste. Ponte a hacer algo, aunque sea lo más cotidiano, y así te distraerás un poco. A mí por ejemplo no me gusta nada perder el tiempo y por estar deprimida no hacía nada y sentir que era inútil  y el tiempo pasaba y yo seguía igual me ponía peor, así que un buen primer paso es empezar a hacer cosas, retomar una vida activa.

Inicia nuevos proyectos: también puede ser que estés deprimido porque estás cansado de la monotonía y la cotidianeidad y hacer siempre lo mismo, siempre es buena idea empezar un nuevo proyecto, en mi caso quisiera terminar la agenda que estoy haciendo, iniciar un sketchbook y tengo una carpeta en mi computadora con imágenes de ropa que me gustaría hacer. Dedícate a lo que te gusta, encuentra algo que hacer con alguno de tus pasatiempos, pero algo grande, algo que te lleve tiempo, esfuerzo, dedicación, algo con varias etapas y cuyo resultado puedas disfrutar.

Mejorar tu apariencia: esto a mí me ayudó mucho, arreglarme el cabello, aprender a maquillarme, aceptar las cosas que no me gustaban de mi cuerpo. Piensa en cómo te gustaría verte y trata de lograr eso, córtate el cabello, cambia tu guarda ropa, cambia tu estilo, maquíllate de otra forma, trabaja en lograr verte bien, además de servir para ocupar tu tiempo y distraerte, también servirá para mejorar tu autoestima y lograr sentirte mejor contigo mismo cuando te veas como quieres verte

No te lamente, las cosas malas pasan, Al igual que las buenas, y son los malos momentos los que nos hacen valorar más las cosas buenos y simples. Te pasó algo malo, bueno, es una pena, pero quedarte llorando y sufriendo y lamentándote no van a hacer que las cosas mejores, es verdad que si algo terrible ha ocurrido vas a sentirte mal, es normal, tienes que sufrirlo y llorarlo y hacer ese duelo, porque es lo que tiene que pasar, pero en algún momento eso acaba y debes retomar tu vida, dejar la autocompasión, encontrar fuerzas para levantarte más fuerte y continuar, porque siempre habrá cosas malas y el punto es que las superes y te hagas más fuerte, no que te desmorones y solo te quedes ahí  

Mejora tu entorno: si tu casa es un desastre y no limpias tu habitación hace mucho es  probable que se haya creado un ambiente depresivo, aunque yo siempre mantuve mi habitación ordenada porque no me gusta el desorden, si en tu caso has perdí el control de este aspecto de tu vida trata de limpiar tu casa, o tu habitación, que el espacio en el que pases tu tiempo y realices tus actividades favoritas sea agradable para ti, desaste de la basura, limpia todo, adórnalo un poco, o incluso cambiar de lugar los muebles puede ayudarte a tomarte un respiro de lo  normal, lo que ves todos los días, y crear un especio diferente y así sentirte mejor en ese entorno. Pinta los muebles, cambial el color de las cortinas, has lo que puedas, lo que esté a tu alcance, pero trata de que sea lo más agradable posible y que te sientas bien de estar ahí, consigue algunas plantas, cuidar de ellas te ayudará a sentirte útil, a sentir que eres responsable.

Consigue compañía: yo solo tenía a mi novio y ni a él le contaba lo que me pasaba, pero tengo dos gatos, conseguir una mascota puede ayudarte a sentirte mejor, su compañía ayudará y también el hecho de que ese animalito dependa de ti te ayudará a estar más estable porque ahora debes estar bien para cuidar de alguien más, alimentarlo, jugar con él, te ayudara a entretenerte, también apóyate en tus amigos, no estés a cada rato diciéndoles lo mal que estas,  mejor solo charla de cosas cotidianas, de lo de siempre, sal con ellos, ayúdalos con alguna cosa, ayudar a los demás podría ayudar a sentirte más valioso 

Hazte metas realistas: no pretendas estar bien para mañana, o arreglar tu vida en un par de días, más bien trata de colocarte objetivos que puedas cumplir, la sensación de logro te hará sentir bien, ponte objetivos como limpiar tu cuarto, terminar de ver una serie, etc. Date también plazos de tiempo realistas

Duerme bien: importante, aleja todos los malos pensamientos de ti a la hora de descansar, como les conté yo dormía muy mal, me acostaba muy tarde, trata de descansar las horas que debes, dormirte temprano, relajarte antes de dormir, eso te ayudara a estar mejor en cuanto a tu estado de salud y como consecuencia tendrás más energía para realizar más actividades.

Otra cosa es que además de leer esto, intente hacer esas cosas, y también leer en otros lugares, en todo internet hay cosas que pueden servirte, también en youtube puedes encontrar psicólogos, hay muchos foros en los que hablar con personas que pasan por problemas similares.

Organízate: en vista de tantas cosas nuevas para hacer es importante que te organices: consigue una agenda y anota todo lo que tienes que hacer cada día, aunque sean pequeñas acciones como cocinar o limpiar, a medida que pasen los días ve agregando más acciones y más actividades de esas que te gusta hacer, organiza tus proyectos como una serie de pasos a seguir y ubica cada uno en un día de tu agenda, también puedes hacer trackers de hábitos, te ayudaran a mantener la regularidad de aquellas cosas que debes hacer diariamente, ver tu agenda y ver marcada las cosas que ya hiciste y lo pendientes que te quedan te ayudará a estar más motivado y a hacer cada vez más cosas.

Un último consejo que puedo decirles  que que utilicen la aplicación Daylio, a mí me funciona bastante bien para controlar mi estado de ánimo, te da estadísticas, actividades que hiciste durante los días malos y buenos, y así, es muy fácil de usar, no les voy a explicar pero es muy intuitiva y simple y no tienes que escribir casi nada nada, lo importante es si no puedes hablar con nadie al menos dejar asentado en la aplicación como te sentiste este día y así tener estadísticas mensuales y anuales.

miércoles, 17 de mayo de 2017

volver a empezar

Holap
Bueno, la gran mayoría se estará preguntando que me pasó, pues nada, o en realidad si, muchas cosas, pero siempre fue así y creo que nunca abandoné tanto  tiempo el blog, o capaz sí, no recuerdo. Bueno, el asunto ahora es que lo voy a retomar, si, ya sé que lo dije muchas veces pero esta vez va en serio, no me crean si no quieren, yo los he decepcionado mucho creo yo, pero bueno.
Entonces, esta entrada es solo para contarles algunas cosas que me han pasado, asuntos personales y así, ¿Por qué? Porque quiero poder ayudar a alguien que esté pasando por lo mismo, si tengo un problema no sirve de nada que se los cuente, pero si logro solucionarlo, entonces si les puedo contar mi experiencia y como salí de eso con el objetivo de poder ayudar a alguien que esté pasando por lo mismo.
Y bueno, antes de empezar con la entrada en sí, contarles que voy a cambiar un poco el aspecto del blog, no creo que cambie la plantilla pero quizá si la tipografía y algunos colores, no sé, una vez que haya modificado la apariencia del blog, retomare el habito de publicar haciéndolo esta vez todos los viernes. O al menos la idea es esa, voy a publicar ahora esta entrada y no habrá una nueva hasta que modifique el blog, entonces la próxima entrada macará el nuevo inicio del blog, por ello será publicada un viernes y todas las próximas también.
Entonces en una o dos semanas habré terminado de cambiar la apariencia del blog, y con la próxima entrada que publique un viernes, estaré retomando la actividad del blog para publicar una entrada todos los viernes.
Ya sé que no me van a creer así que les cuento lo que he estado haciendo todo este tiempo: escribir. He escrito alrededor de 40 entradas y tengo otras 13 en proceso de escritura, que quiere decir esto? Que lo único que tengo que hacer es publicarlas, y ni siquiera lo tengo que hacer yo, las puedo programar y que se publiquen solas, entonces bien, aunque yo no entre a mi escritorio de blogger en los próximos 8 o 9 meses, las entradas van a seguir publicándose solitas, porque ya están escritas, solo me queda programarlas pero todavía no tengo fechas porque me falta modificar la apariencia del blog. El punto es que esta vez sí puedo garantizarles que habrá entrada nueva todos los viernes cuando retome el blog porque esas entradas ya están escritas y listas para ser publicadas, entonces antes yo escribía una entrada y la publicaba, a partir de ahí tenía un tiempo para escribir otra y así, ahora tengo adelantadas muchas entradas así que puedo pasarme los próximos 6 meses sin escribir nada y no va a importar porque ya tengo entradas suficientes para cubrir mucho tiempo de aquí en adelante,  así que bueno, esa es la razón por la que tuve abandonado el blog estos meses, estuve escribiendo para estar adelantada, así si de repente me enfermo, o tengo que estudiar mucho, o estoy de mal humor, o se rompe mi compu, no va a importar lo que me pase, incluso puedo morirme y las entradas van a estar programadas y van a seguir publicándose, aunque yo este ocupada haciendo otra cosa, no los voy a descuidar más, ustedes van a seguir teniendo entradas todos los viernes. Voy a revisar la cantidad de entradas que tengo y puede que la modalidad de publicar todos los viernes sea retroactiva a la última vez que publiqué, y así puedan tener más entradas para entretenerse y no quede un hueco temporal en el blog, porque programar la fecha de las entradas permite también publicar una entrada en una fecha que ya pasó, así que luego veré eso, mientras tanto solo paso por aquí a asegurarles que cuando retome el blog van a tener entradas para rato aunque me muera.

Y ya que les di este aviso y les expliqué lo que necesitaba sobre el blog, empezamos con la entrada de hoy:
Como les mencioné anteriormente voy a contarles algunas cosa que me pasaron, simplemente para darles algunos consejitos que a mí me sirvieron. Y bueno, no sé bien por dónde empezar, ya les he contado antes, en algunas ocasiones sobre como soy y algunas se acordarán y otras no, así que voy a empezar desde el principio tratando de hacerlo corto porque ya les he hablado mucho de mí. Como ya he dicho nunca tuve amigos, siempre fui solitaria, retraída, reticente y muy callada y reservada, y lo sigo siendo, no sé bien con quien compararme para que se den una idea de cómo eran, algunas ya saben que me parezco mucho a Tomoko Kuyroki (de watamote) en lo que se refiere a mi forma de ver a las demás personas, también a Hachiman Hikigaya (de Oregairu!)en lo que se refiere a mi manera de entender porque es mejor estar solo,  y a Mei de Say I Love You (Sukinaiio o algo así), bueno, así era siempre, callada y solitaria, así fui durante la primaria, no puedo decir que me hacían bullying, sería mucho, simplemente decían algunas cosas de mi a veces, me pateaban , pisaban o empujaban por “accidente” y así, lo normal que nos pasa a todos, siempre van a decir cosas feas de ti, es normal nos pasa todos, además que a esa edad los niños son en su mayoría muy inquietos y es normal que corran de un lado a otro y a veces te empujen.
Entonces sí, la primaria no fue la mejor etapa de mi vida, tengo muy pocos recuerdos porque realmente no me pasó nada importante o memorable, los pocos recuerdos que tengo son cosas malas que las recuerdo simplemente porque podrían ser algo así como traumas de la infancia, o simplemente porque tiendo a repasar las cosas malas en mi cabeza una y otra vez, una atrás de la otras, todas juntas, o más bien lo hacía antes.
Bueno, nos mudamos (mi familia y yo), e hice el ultimo grado de primaria en esta nueva ciudad, yo era la nueva, en el último año de primaria, cuando ya todos se conocen porque llevan 5 años en la misma escuela y ya todos tienen sus grupos de amigos, así que bueno, estuve sola.
Para mí, ir a la escuela era molesto, me gustaba aprender y lo que más disfrutaba era que era intelectualmente superior a mis compañeros, y tener el mejor promedio en calificaciones y pasar los recreos en la biblioteca no es algo que te haga popular, así que bueno, tener las mejores notas era lo único que me ayudaba a sentirme un poco mejor, porque toda mi vida me sentí inferior al resto principalmente por mi situación económica, entonces que todos fueran unos estúpidos que gritaban y corrían de un lado a otro y que tardaban 3 veces más que yo en hacer un ejercicio de matemática me hacía sentirme mejor conmigo misma, me sentía superior e inteligente, solo dentro del aula, los recreos eran molesto, todos se reunían, charlaban, jugaban, yo estaba de pie, sola en un rincón porque empezaron a cerrar la biblioteca durante los recreos, y lo único que quería era volver al aula y hacer la tarea.
 Ya para cuando terminé la primaria mi cabeza dejó de ser tan simple como lo era, empecé a preocuparme por muchas cosas, demasiadas, y a veces lloraba por cosas que ya ni me acuerdo, y era tanto el dolor y el sufrimiento que no entendía por qué yo, siendo tan pequeña (tenía 12 años) tenía que pasar por ello, por qué no podía ser normal y vivir feliz, por qué tenía que pensar en todas esas cosas que me ponían triste?. Nunca encontré una respuesta para esto y la sigo buscando. Con el ingreso a la secundaria vinieron un montón de complejos y preocupaciones para hu8indirme aún más en el oscuro pozo de la depresión.
El uniforme de la secundaria no me gustaba nada, tenía que usar falda pero no quise, así que usé pantalón los 6 años que estuve ahí.  Subí de peso desde los 12 hasta los 13, y esto porque cuando nos mudamos nos fuimos a vivir con mis abuelos, y mi abuela de vez en cuando me daba un poco de dinero, cosa que no me había pasado nunca, nunca me habían dado dinero que pudiera gastar en lo que se me antojara, quizá si un poquito de vez en cuando, pero nunca tanto, entonces bueno, comencé a comprar golosinas, porque? Porque me gustaban mucho, y ya, engordé, me gustaban mucho los alfajores de chocolate, y todavía me gustan, el punto es que llegué a pesar 52.300 kg, a los 13 años, y media 1,46 m, así que imagínense, me veía algo regordeta.
Junto con el complejo del aumento de peso y el hecho de que estaba bien enana (sé que no debería pero me sentía inferior por eso) vinieron otros problemillas de la adolescencia, el que más me arruinó creo yo, fue el acné, esa porquería horrorosa, mal de la humanidad venido del infierno .-.
Okey ya me calmo, el asunto es que me empezaron a salir muchos granitos, y asi fue como tomé la costumbre de caminar mirando el piso, con la cabeza baja y tratando de cubrir mi rostro con mi pelo, no pude comprar ningún jabón, crema, pastilla, etc.  Para tratar el acné hasta 5 años después  porque no tenía recursos económicos ni conocimiento necesario para acceder a algún tratamiento. El asunto es que ya en el primer año de secundaria, nueva en el pueblo hacía ya 1 año, estaba sola, y así quería estar, a veces decían cosas de mí, pero como ya dije, eso siempre pasa, aunque me lastimara o molestara. Me sentía muy mal con mi cuerpo y me sentía peor usando el uniforme, me consideraba fea, inferior, y con mi cara llena de granos sentía que le daba asco a todos.
Entonces si, pasé los primeros 3 años de secundaria acomplejada por el acné, por mi peso, porque era fea, porque tenía el pelo feo, porque era enana, y ya no recuerdo que más pero me odiaba, odiaba todo de mí, me sentía mal conmigo misma, me reprimía una y otra vez cada vez que hacia algo mal, si me equivocaba al dar un examen oral, si todos se reían de mí, siempre me odié.
Llegando a cuarto año de secundaria deje de seguir al grupo y empecé a estar sola, a voluntad, me corté el cabello, ya no tenía tantos granos y estaba aprendiendo a usar maquillaje, conocí el ulzzang y me ayudó un poco con mi autoestima, el maquillaje me ayudaba mucho.
Más allá de lo físico también tenía otros problemas, pensaba demasiado en todo, además de mis complejos por mi apariencia, en el miedo que tenia de morir, en que dada mi situación económica no iba a poder ir a la universidad y era algo que yo realmente quería, entonces tenía miedo, no sabía que iba a hacer cuando terminara la secundaria, yo quería estudiar, trabajar, tener mi propia casa y una situación económica estable como nunca había tenido. No sé si estoy logrando contarles bien como era mi vida en aquella época. Básicamente me pasaba el día triste, amargada, enojada, lloraba por las noches, pensaba en que no quería morir, pensaba en que era injusto que no pudiera ir a la universidad si realmente quería hacerlo, pensaba en muchas cosas, iba a la escuela y me sentía muy mal estando rodeada de tantas personas, teniendo que usar ese uniforme, con mi cuerpo como estaba, tener que ir a la escuela y que todos me vieran. No sé exactamente que era, pero la pasé muy mal, cada vez que me pasaba algo malo lo repetía en mi cabeza una y otra vez, recreaba la situación, los diálogos, como una película que termina y vuelve a empezar, y no sé por qué, además de que me preocupaba mucho por todo y me enojaba con poder hablar con los demás, ser más sociable, más normal, etc. Me enojaba mucho como era y como reaccionaba ante algunas situaciones que terminaban avergonzándome ante todos, y ahí venían mis autocastigos por ser tan estúpida y me lo repetía una y otra vez, nadie me quiere, soy una estúpida enana fea gorda y solitaria, nadie quiere estar conmigo, a nadie le importo, nadie me va a querer nunca, etc. Me menospreciaba, me desvalorizaba, me trataba como basura, me odiaba, y lloraba mucho por eso.
Se me esta haciendo un poco difícil explicarles con exactitud cómo era mi vida y todo lo que sentía y pensaba en ese tiempo porque fue hace tanto y ha cambiado tanto que ya casi ni me acuerdo.
Básicamente vivía como la mayoría de las personas piensan que viven los emos, preocupada, deprimida, triste, viendo todo negativo, sin esperanza, sin ganas, sin motivaciones, la única razón para levantarme por la mañana era ir a la escuela, solo porque quería terminar la} secundaria, no porque quisiera ir. Por eso mismo empecé a descuidar la escuela, al punto de que ya no me importaba, no tenía las mejores notas y no me importaba, la única motivación  que tenía para aprobar todas las materias cada año era pasar al siguiente sin deber ninguna, Ya a mitad de cuarto grado la depresión era tanta que no me importaba, vivía molesta por mi peso, tratando de adelgazar, enojada conmigo misma, triste porque no tenía futuro, con mucho odio por no poder ir a la universidad, y con miles de cosas que se juntaban en mi cabeza cada día para hacerme llorar hasta dormirme cada noche.
Cuando conocí el ulzang empecé a sentirme un poco mejor con mi apariencia y ya no me molestaba ser tan enana ni me molestaba tanto ser cachetona, porque todos sabemos como es el estereotipo de belleza de latinoamerica y yo no tengo nada de eso, así que no me sentía linda para nada, seguía acomplejada por mi peso e hice muchas cosas para adelgazar y sufrí mucho física y psicológicamente en el proceso. Terminé 4 grado de la secundaria y me quedaron 2 materias pendientes: inglés y matemática, de mi aula, yo era la única que no había aprobado inglés.
Comencé quinto año, igual que siempre, y para Mayo de ese año tuve que ir a clases de apoyo para aprobar esas dos materias pendientes, eran los sábados por la mañana, eso no me gustaba, pero tenía que ir sin el uniforme, eso fue genial. Pero la mejor parte de no haber aprobado ingles fue que en las clases de apoyo para esa materia conoció al mejor chico que puede existir en este horrible mundo que tanto daño me había hecho, y él quiso hablarme, y como soy yo lo ignoré, y me escribió, y le dije que no quería amigos y que no quería nada con él, y siguió insistiendo, y luego se convirtió en mi novio, llevamos casi 3 años juntos, es mi pilar emocional, es perfecto, es lo que más amo en el mundo y quiero estar en el resto de mi vida con él, es el mejor novio que puede existir, para mi es perfecto. Entonces sí, estaba feliz, pero también con el vinieron un montón de emociones que nunca había sentido y muchas preguntas, porque yo nunca había tenido novio y había muchas cosas que no entendía. Y aunque en su mayoría fuera todo bonito, mis complejos y problemas le afectaron a él, porque si me amaba era obvio que se iba a preocupar cada vez que me dieran mis ataques depresivos que derivaban en mis conductas autodestructivas.
Sufrí mucho, aunque estaba feliz, no puedo negar que sufrí mucho, lloraba mucho por todo, a veces pensaba en el miedo que me daba perderlo, a veces me ponía muy celosa, otras veces me enojaba porque se tardaba en responderme y así, pero aun así él siempre fue muy comprensivo conmigo, siempre me preocupaba lo que él fuera a pensar, si me iba a comprar ropa o a cortar el cabello me preguntaba si a él le gustaría eso, tenía miedo de cagarla, en resumen, tenía miedo de hacer algo que no le gustara y que me dejara, tenía mucho miedo de perderlo, y vivir con ese miedo es difícil, y fue difícil, y al final lo superé, y el problema vino junto con eso, cuando estuve segura de que nunca me iba a dejar, ahí fue cuando incocientemente empecé a descuidarme, y empecé a descuidarlo, a exigirle demasiado, porque todo el tiempo quería hablar con el porque me hacía bien aun sabiendo que él estaba ocupado, porque todo el tiempo quería que me dijera cosas lindas sin decirle yo nada primero, porque todo el tiempo me quejaba de cosas que hacía y me molestaban en lugar de preguntarle si algo de lo que yo hacía le molestaba, básicamente me volví caprichosa y egoísta y pretendía que me hiciera sentir bien y me hiciera feliz cuando esa era responsabilidad mía, me poyé mucho en el al punto de carme cuando se movió, y si yo estaba feliz y le preguntaba a él como estaba y él estaba mal, yo lloraba, me ponía triste y no volvía a estar bien hasta que el me dijera que estaba bien, y si tardaba en responderme me ponía triste, y si no tenía ganas de hablar me ponía peor, y si estaba ocupado y no podía hablar me enojaba, y si íbamos a vernos y cancelaba a último momento sentía ganas de gritarle todo lo mal que me sentía. Y es que exagero mucho las cosas, y cuando estaba con el, cuando podía verlo y abrazarlo, estaba tan feliz, ya no me importaba nada más, cualquier otra preocupación que tuviera se iba y no volvía nunca, estar con él se sentía lindo, sin importar que hiciéramos, aunque viéramos una película o un anime, o si jugábamos halo o bubble bable, todo era lindo, todo se sentía bien y esa felicidad me duraba mucho tiempo, o hasta que me enojaba o ponía triste por algo que el hiciera o no hiciera. Terminé delegándole a él la responsabilidad de cargar con todos mis complejos y hacerme feliz. Me aferré mucho a él, demasiado fuerte, al punto de pensar que no existo sin el, que no puedo ser feliz sin él, que lo necesito para estar bien, que me hace mal extrañarlo cuando lo tengo lejos y en un punto no podía distinguir si era amor o obsesión por ver en el la única salida de mi vida de mierda.
Conclusión: sufrí mucho por todo, la pasé mal, me odié,  fui egoísta, caprichosa, dramática, exagerada, miedosa, siempre me imaginaba lo peor y me preocupé mucho por todo, y en mi empeño por odiarme y castigarme no pude ver que mis conductas autodestructivas les hacían daño a las personas que se preocupaban por mí. Era egoísta, todo se trataba de mí, lo que vos haces me hace mal a MI, hiciste que te amara y ahora extrañarte tanto me hace mal a MI, me siento mal CONMIGO misma y vos ME tenes que ayudar a MI, siempre se trató de mí, y “el cómo era acabará consumiendo a quienes me quieren” terminó siendo el punto final de tan miserable vida, no, no me suicidé, mi novio me daba un motivo para vivir. Tenía que seguir, tenía que estar para él, tenía que dejar de ser tan dependiente, tenía que estar bien yo conmigo misma para transmitir cosas buenas a las pocas personas que me quieren en lugar de hacerles mal, porque si, como toda mi vida pensé “nadie se preocupa por mi” no llegue a darme cuenta de que todo lo que yo me hacía y que me causaba daño, también lastimaba a las personas que ahora se preocupaban por mí, y ya no pude vivir con eso, yo estaba bien autodestruyéndome en el sentido de pensar “si mañana desaparezco no importa, no le hago mal a nadie, a nadie le va a importar, nadie se va a preocupar”  ERROR
Ahí justo al lado tuyo hay personas que te aman y quieren ver que estés bien y quieren verte bien y feliz y les duele cuando lloras, sufrís y te lastimas, te aman, y les duele verte hacerte daño.
Entonces sí, luego de terminar la secundaria triste porque no iba a poder ir a la universidad, decidí que ya era tiempo de dejar atrás todo lo que me hacía mal y empezar a mejorar, no cambiar, simplemente mejorar, ser una “mejor versión de mi misma”, empecé por reconstruir o más bien construir mi autoestima porque era algo que nunca había tenido. Empecé a ocupar mi cabeza en pensar en todo lo bueno que tenía, en las cosas que me hacían bien, tratando de dejar de lado la paranoia de perder todo aquello que me mantenía feliz, porque sí, yo podía estar feliz por algo y de repente pensar ¿y si lo pierdo?  Y ahí venia el miedo, la inseguridad, la tristeza y al final aquello que me producía felicidad me terminaba provocando tristeza por el miedo a perderlo, y no es sano y no sirve de nada, como ya no iba a la escuela podía dejar de lado todos los complejos relacionados con esa etapa de mi vida. Salí a buscar trabajo y uno o dos meses después me dijeron que podía estudiar a distancia, una carrera universitaria de 5 años, no estaba muy animada porque no es algo que me guste mucho, pero me alegró saber que al menos iba a poder estudiar algo.
Y así empecé mi nueva vida, logré aceptarme como soy, con un algunos kilos de más y cachetona, bajita, rara. Así, como soy, de a poco empecé a valorarme, a felicitarme cuando hacía algo bien, a sentirme bien con cómo me veía, a comprarme ropa que me gustara mucho y me hiciera sentir feliz sin acomplejarme con mi cuerpo, a cortarme el cabello como quisiera sin miedo a  que piensen que es raro, a ignorar las críticas, a ocupar mi mente en proyectos para mantenerme distraída, hacer coas de papelería y costura que son las que más me gustan, a leer sobre el ulzzang y otros estilos, a ver fotografías surrealistas, leer otros blogs, ver anime más seguido (porque ya casi que lo había dejado) además de estudiar, hacer las cosas que me gustan, para pasar el rato y así, son cosas pequeñas y cotidianas que al final me terminaron haciendo feliz, porque me gusta mucho ver terminado algo a lo que le dediqué mucho tiempo y compensarme pasando un rato en tumblr viendo fotos de outfits grunge y fotografía surrealista.
Entonces, si estas en la misma situación en la que estaba yo durante la secundaria, esto es lo que yo hice:
·         Primero que nada, mi cuerpo, aprender a quererme, valorarme, aceptarme, trabajar en deshacerme de los complejos y mejorarme. Para ello me corté el cabello y empecé a cuidarlo con mascarillas y eso porque ya estaba bastante dañado de tantas veces que lo había decolorado. También mascarillas para mi piel para deshacerme del acné, tiré toda la ropa que no me gustara o me hiciera sentir expuesta o acomplejada, aquella que solo acentuaba las cosas que no me gustaban de mi cuerpo, y me quedé con aquella ropa que me hacia sonreír y me hacía sentir bien y linda cuando la usaba, aprendí a maquillarme, y así. El punto es mejorar tu aspecto con el objetivo de aumentar tu autoestima y de quererte a ti misma, arregla tu cabello, mejora tu piel, viste tu cuerpo como te guste, la idea es verte linda y sentirte bien con tu apariencia
·         Luego tienes que dedicar mucho tiempo a pensar si todo lo que haces te llevará a algo bueno, ¿castigarte sirve de algo? Lamentarte te va a llevar a algún lado? Es útil la autocompasión? Nop, mi querida niña, escúchame bien, puedo decirte por todo lo que viví y que pasó que repetirte “pobre de mí”, ”la vida es injusta”, ”sufro mucho”, ”vivo deprimida”,  “soy una porquería”, “nadie me quiere”, “a nadie le importo”,  “no tengo futuro”, “mi vida es una mierda”, no te va a llevar a nada. Y eso fue lo que pensé: Okey, si, pobrecita de vos, sufrís por todo, tu vida es un asco, okey, ¿Qué vas a hacer para remediar esto? Entonces ahí está el punto, pueden pasarte cosas malas y podes ser realista o pesimista y preocuparte mucho, pero pasarte el tiempo lamentándote es solo sufrir más y perder el tiempo, y yo lo perdí, los 6 años que estuve en la secundaria, y solo cuando salí de ahí, de esa rutina monótona de ir todos los días a la escuela, me di cuenta de que tenía que volver a empezar, construir mi vida otra vez, mejor, ser feliz. Pare este punto de tranquilidad emocional y estabilidad mental, quizá sea útil que visites a un psicoanalista, yo no puedo pagar uno así que de momento no puedo recibir asesoría profesional. Pero tienes que pensar que es lo que está haciéndote mal y que solución le vas a dar a eso, no te quedes llorando y lamentándote, no sirve, no te odies, no te castigues porque sí, todo el daño que te haces lastima a los que te quieren, vos y yo lo sabemos muy bien, no te hagas, hay personas que se preocupan por vos y a esas personas les estás haciendo daño, voy a ampliar sobre este punto en otra entrada porque esta se me está haciendo muy larga, en otra ocasión les contaré como evalué todos mis problemas y complejos y todo lo que hice para solucionarlo. El punto aquí es que te levantes, dejes de lado la autocompasión y te pongas a trabajar en las cosas que te hacen mal, en solucionarlas, en pensar si tus miedos realmente se justifican o solo estas exagerando, en mejorar tus defectos, dejar de ser egoísta o caprichosa, dejar de ser narcisista o  negativa, no sé, tu solo fíjate en las cosas que te hacen mal y evalúalas, ¿vale la pena sufrir por eso?¿sirve de algo?¿vas a lograr algo poniéndote triste y llorando?. Hay algunas cosas que no lastiman tanto, pero las exageramos y nos hacen mal, y nos hacemos mal, nosotros mismos nos lastimamos y dramatizamos cosas simples que terminan llevándonos a conductas autodestructivas, nos hacemos daño nosotros solos, y por qué?, para recibir atención? Para que nos tenga lástima o compasión? De qué sirve? Cuanto tiempo has perdido llorando y estando deprimida? Meses, años, y que obtuve? Simplemente una reflexión: no vale la pena
·         Y el otro punto: tu entorno, ya te pedí que trabajes en tu apariencia ´para mejorar tu autoestima y en tu cabecita para obtener estabilidad mental dejando de lado las cosas malas, ahora algo que a mí me ha ayudado mucho, arreglar mi entorno, ordenar mi habitación, decorarla, aunque nadie la vea, yo me siento bien viéndola ordenada, ordenar bien la ropa, etc., no sé, tu pon en orden tu espacio y has que se vea bonito, puedes buscar en blogs o en google ideas para decorar tu habitación con un estilo minimalista, tumblr, gamer, otaku, kawaii, etc. Lo que te guste, busca ideas, busca fotos y te vas a entretener un rato, y cuando tengas tu habitación ordenada y bonita se va a sentir muy bien. Puedes hacer cuadros con frases motivadoras, letras de canciones, dejar a la vista aquellos objetos que te gustan mucho, no sé, tu verás que hacer, pero has que el espacio en el que pasas la mayor parte del día se vea lindo y ordenado, esto es como el punto de la ropa, el objetivo es que solo veas cosas lindas que te hagan sentir bien
·         Ya como último paso y algo que realmente me ayudó: encuentra pasatiempos. Mi mayor problema no era que siempre me pasaran cosas malas, era que yo pensaba demasiado en cosas malas. Además de trabajar en eso una buena opción es distraerte y lo mejor es hacerlo dedicándole tiempo a alguna cosa que te guste mucho hacer, así te vas a distraer y a sentir bien. Tu escoge lo que sea mejor para ti, aquí cada quien decide, lo  que a mí me funcionó fue leer mucho y ver fotos sobre el ulzzang, el grunge, el emo scene, y así, sobre estilos que me gustaran como el rocker, el gyaru, el estilo tumblr, etc. Esto también para encontrar mi propio estilo y forma de vestir, buscar imágenes de outfits para aprender a combinar ropa, ver hauls de ropa del estilo que te guste en youtube, etc. Pasaba mucho tiempo viendo videos, fotos y leyendo sobre estilos de ropa, maquillaje y decoración de habitaciones. Después están las otras cosas que hago como leer (novelas, manga, cosas sobre astrofísica, etc.), escribir, jugar juegos de sega y pc, dibujar, practicar fotografía, ver anime, ver videos de maquillaje, hacer manualidades, hacer cosas de scrapbook  y costura (me hago ropa, mochilas, cartucheras, y hace poco me hice una agenda como un kikki k planner), y así, no sé, hice una entrada hace un tiempo sobre mis pasatiempos pero no están todos, en la próxima entrada, cuando les cuente más sobre como salí de la depresión que se punto me quedó incompleto porque ya se me hacía muy larga la entrada les voy a recomendar cosas en cada punto, libros, música, anime, etc. Y bueno, la verdad es que si ayuda mucho tener algo que hacer, yo en general paso mucho tiempo ordenando mi habitación, viendo imágenes en pinterest de ropa ulzzang y agendas (kikki k planner, macaron, yonki planner, etc), imágenes en tumblr de estilo rocker y grunge, y así, en youtube veo videos de maquillaje, como decorar tu habitación estilo tumblr, algunos proyectos de scrapbooking y room tours y así. Como ya dije en la próxima entrada estaré ampliando también sobre esto, recomendando temas, canales de youtube, cuantas de tumblr e instagram, etc. Pero bueno, esto ya es más personal y cada quien se dedica a lo que le guste, a mí me gusta mucho hacer cosas y verlas luego terminadas y ver como todo ese esfuerzo valió la pena, también salir a caminar, tratar de no pensar o salir en mi skate, busca pasatiempos que te gusten o intenta cosas nuevas, quizá descubras que te encanta el scrapbook, el maquillaje, la costura, diseñar ropa, no sé, haz lo que te gusta y anímate a probar cosas nuevas.
Llegamos por fin al final de la entrada más larga que he publicado y es que contarles todo lo que me pasó me tomo mucho, pero ya para la próxima entrada como dije voy a organizarla y a planearla mejor para armarles una guía de como logré salir yo de ese estado de depresión, algo así como una guía de pasos a seguir, yo solo les cuento como lo hice, no soy psicóloga,  solo logré recuperarme y comparto mi experiencia con la esperanza de poder ayudar a alguien . tampoco digo que lo que a mí me funcionó te vaya a servir a ti, depende de cada uno, pero espero poder ayudar y ya nos leeremos en la próxima entrada en la que les estaré contando un poco mejor como salí de esto y recomendando temas, blogs, música, canales de youtube, libros animes y actividades que pueden hacer para distraerse y pasar el rato, de todas formas desde ya les digo que los mejores pasatiempos son aquellos en los que produces algo: cuando pintas un cuadro, tomas una buena foto, haces una escultura, haces una cartera o un sketchbook, no sé, pero convertir un metro de tela en la prenda favorita de tu armario es una sensación muy gratificante y la felicidad que te produce admirar el hermoso resultado de horas de trabajo y esfuerzo es incomparable.
Entonces ya me despido y nos leemos en la próxima entrada

Bay Bye
Sparkly Santa Hat Ice CreamChocolate Chip CookieSega Game Gear